Historia y Actualidad

Home / Conócenos / Historia y Actualidad

HISTORIA

Los primeros testimonios de poblamiento en el término se dan en torno al V milenio a.C y se concretan en la presencia de pinturas rupestres prehistóricas de estilo levantino. Yacimientos arqueológicos importantes nos muestran vestigios de poblados de la Edad de Bronce, II milenio A. C., entre los que destaca el del Cerro de los Cuchillos. Posteriormente, se asentaron otras culturas: del I milenio a. C. en el considerado como uno de los hallazgos más importantes de la zona. Griegos y romanos pasaron por Almansa, dejando constacia del importante nudo de comunicaciones que desde antaño ha sido esta ciudad. Una de sus principales vías, Heráklea o Hercúlea, pasaba cerca del término.

El Islam llega a la Península, y deja su huella en la fortaleza que domina la ciudad; concretamente en el período almohade es cuando tiene origen el Castillo. En el siglo XIII, Almansa dejó de ser musulmana  pasando a formar parte de la Corona de Castilla. Debido a su importante situación, Alfonso X dotó a la población de los fueros y franquezas de Requena, Cuenca y Alicante, ademá de otros privilegios.

En tiempos de Don Juan Manuel, Almansa pasó a formar parte de su Señorío, que más tarde con Alfonso de Aragón se convirtió en Marquesado de Villena. Se entra en un período en el que los sucesivos marqueses continúan con sus propósitos de convertirse en un estado independiente de los reinos de Castilla y Aragón. El fin de marquesado fue en la guerra de Juana la Beltraneja, pero el pueblo, que había estado oprimido durante mucho tiempo por sus obligaciones tributarias, se aseguró una serie de ventajas y privilegios por parte de los Reyes Católicos, decidiendo alinearse a favor de éstos. Ya en la edad moderna, en el siglo XVI se sucedieron transformaciones urbanísticas como la construcción de la Iglesia de la Asunción y la edificación de la Presa del Pantano. Y como contraste, en el siglo XVII, la ciudad sufrió un acusado periodo de despoblamiento debido a la emigración. El 25 de Abril de 1707, tuvo lugar en Almansa, una de las más importantes batallas de la guerra de Sucesión al trono español, librada entre Felipe de Anjou y el Archiduque Carlos de Austria: el Marqués de las Minas y Lord Gallway, al frente de las tropas aliadas, provocaron el choque con las fuerzas de Felipe V, que mandaba el Duque de Berwick. La victoria fue para las tropas Borbónicas, lo que les permitió el paso hacia levante.

Industria

Almansa debe su favorable desarrollo económico y sus peculiares modos sociales de vida, a la implantación de una actividad industrial de la que es protagonista el calzado. En el Siglo XIX Almansa era una ciudad subdesarrollada, siendo el sector más importante la agricultura. Poco a poco el campesinado fue sustituido por el proletariado, ocasionando un notable desarrollo.

A principios del siglo XX, hubo un crecimiento en la población, surgieron nuevos grupos profesionales entre ellos los ferroviarios, los cuales superaban en número a los de Alicante o Albacete. También se creó en esta época el sector industria del calzado; desde que la familia Coloma estableció su propia fábrica contratando los servicios de algunos artesanos zapateros, convirtiéndose en una de las más importantes empresas de Europa. Esta fue el gran germen de la industria zapatera en Almansa logrando su expansión en los años 60 y 70. La tradición y el esfuerzo de los almanseños han dado como resultado un producto de gran calidad y prestigio que se exporta al mundo entero. A pesar de ser el calzado la columna vertebral de la economía almanseña, no se debe olvidar la tradicional fabricación de cencerros que se en la ciudad desde antes del siglo XVII.

La actual industria alternativa, se ve reflejada en las diversas fábricas, que desde las dedicadas a la producción de mantas, muebles, cerámica o guitarras, hasta la fabricación de barcos, contribuyen a enriquecer la economía empresarial y laboral de la población.

Infraestructuras

La ciudad de Almansa ofrece al visitante la comodidad de una infraestructura centrada, es decir, la posibilidad de acceder, en un reducido espacio, a un amplio abanico de instalaciones, zonas verdes, monumentos, comercios o lugares de interés. Así, en el mismo centro de la ciudad se puede pasear por la plaza de las Agustinas, o por el conocido jardín de la Glorieta; disfrutar del complejo deportivo, que cuenta con pistas de atletismo, piscinas al aire libre y climatizadas, campo de fútbol, canchas de tenis, y pabellón polideportivo. Si nos interesan las instalaciones culturales, encontramos, también sin alejarnos los teatros Principal y Regio, los cines Coliseum, o la Casa de Cultura, donde se ubica la Biblioteca Municipal y se realizan distintas exposiciones a lo largo del año. Son también de destacar los centros socioculturales de los barrios San Juan, San Isidro y San Roque, el Centro de Mayores o el Centro joven, donde disfrutar de agradables ratos de ocio.

Puede interesarte visitar