Casa Grande

Home / Descubre / Patrimonio / Casa Grande

PALACIO DE LOS CONDES DE CIRAT

ORIGEN

El actual ayuntamiento está emplazado en un antiguo palacio renacentista, denominado como Palacio de los Condes de Cirat, aunque también es conocido como “Casa Grande”. Su construcción es del año 1575, como se indica en una inscripción de la fachada. Tal vez su arquitecto fuese Francisco del Castillo, nacido en Jaén y uno de los principales exponentes del manierismo español, aunque no hay pruebas documentales que lo certifiquen.

De cualquier manera sí conocemos a su promotor y primer propietario Don Alonso de Pina, uno de los miembros más destacados de la sociedad almanseña del siglo XVI, y propietario del mesón que se encontraba en el mismo solar que ahora ocupa el palacio, en plena plaza de Santa María y muy cerca de la iglesia de la Asunción y de la sede del antiguo concejo (o ayuntamiento). A causa de las molestias que causaba, D. Alonso se vio obligado a trasladar el mesón a otra parte y en el lugar que quedó vacío decidió construir el precioso palacio.
Su familia descendía de D. Alvar Ximenez de Pina, caballero aragonés llegado en 1410 a Almansa con Don Alfonso de Aragón, primer Marqués de Villena.
Durante el siglo XVII los Pina desaparecen de Almansa, quedando la casa vacía y siendo ocupada únicamente en las contadas veces que sus propietarios pasaban por nuestra ciudad. En 1793 pertenecía al Conde de Cirat, Don Miguel de Catalá y Calatayud, Grande de España (de donde tal vez pueda venir el apodo de “Casa Grande”). A principios del siglo XX era propiedad de los Marqueses de Montortal, hasta 1992, en que fue adquirida por el Ayuntamiento y habilitada como su sede.

ARQUITECTURA

La portada manierista se encuentra ligeramente desplazada del eje del edificio y dividida en dos cuerpos. El inferior destaca por sus columnas corintias fajadas almohadilladas a ambos lados del arco de medio punto de la puerta. Dicho fajamento rústico se extiende por el segundo cuerpo y los ventanales. En el segundo cuerpo destaca un escudo heráldico sustentado por tenantes, y en el cual pueden identificarse, entre otras, las armas del linaje de los Pina (tres piñas), así como los de Ayerbe y Tárraga. A ambos lados se sitúan dos figuras humanas de una labra tosca sustituyendo las columnas.

El edificio se distribuye en torno a un patio porticado renacentista de planta cuadrada, al que se accede desde un zaguán con arco rebajado, y que hace las veces de distribuidor de espacios, una estructura típica del palacio del siglo XVI. La galería que circunda el patio está formada por arcos de medio punto y columnas jónicas (cuyas volutas se caracterizan por un marcado geometrismo) que se repite en el segundo piso. En la enjutas de los arcos se hallan ocho escudos heráldicos (dos en cada lado) que repiten las armas del escudo de la fachada principal. Sobre la puerta sur hay un escudo similar al de la fachada principal, de menor tamaño y en mal estado de conservación.
En la puerta oeste, una vez se ha accedido al jardín, se encuentra una portada del siglo XVIII, correspondiente a la fachada del antiguo palacio de los Condes de Antillón, posteriormente asilo de ancianos, y trasladada a su lugar actual en la década de 1960.

ACTUALIDAD

Es de destacar también la reproducción del cuadro de la Batalla de Almansa (Buonaventura Ligli y Filippo Pallotta, 1.709), pintado al óleo entre 1986 y 1994 por Paulino Ruano, que preside el Salón de Plenos del actual Ayuntamiento. El original pertenece al Museo del Prado aunque se encuentra en depósito en el palacio de las Cortes Valencianas.

Puede interesarte visitar

EnglishSpanish