Fiestas Mayores

Home / Descubre / Fiestas Mayores

FIESTAS MAYORES

ORIGEN

La festividad de “Nuestra Señora de Belén” viene celebrándose en Almansa desde 1802; hasta entonces, había tenido como escenario la “ermita-santuario” de Belén ubicada a 12 km de la ciudad.
Lo que en principio solo fueron actos religiosos, poco a poco se vieron acompañados de festejos populares gracias al traslado de las fiestas al marco de la ciudad. Sin embargo, como en ellas aun predominaba la actividad agropecuaria, se continúo en la misma línea, con la incorporación esporádica de algunas innovaciones tales como: los volteos de campanas, las hogueras o luminarias, los desfiles de bandas de música o rondallas, las danzas, el canto de los mayos, las galeras engalanadas, los fuegos artificiales; y juegos como la escampilla, las bochas, el estiragarrote, el tirasoga, las carreras de galgos, el tiropichon.

En 1925, con motivo de la Coronación Pontifica de la imagen de Nuestra Señora de Belén, tuvieron lugar unas fiestas extraordinarias, batallas de flores, carrozas engalanadas, festival literario-musical, misas de campaña, fuegos artificiales, iluminación del castillo, concurso de engalanado de calles, fachadas y escaparates, representaciones teatrales, etc. De todos estos festejos, el que contó con más aceptación fue el concurso de calles engalanadas.
Si penosos fueron los años de guerra, peores resultaron los de posguerra, con cierre del mercado exterior, escasez de alimentos, falta de materias primas y energía, quiebra de empresa, las cosas no estaban precisamente para alegrías. En aquellos tiempos las fiestas tuvieron un marcado predominio de actos religiosos, aunque poco a poco fueron incorporándose al programa de actos como la ofrenda, la serenata, etc.
En Mayo de 1975 se conmemoró el 50 aniversario de la Coronación, motivo por el que las fiestas de aquel año tuvieron un carácter especial, marcaron un punto de inflexión importante.
Consecuencia inmediata del nuevo aire que comienzan a tomar las fiestas Almanseñas a partir de 1975, es la aparición de grupos de vecinos que organizaban sus propios festejos, la mayoría de los cuales tiene lugar en la calle, entre las actividades llevadas a cavo destacaban el engalanado de calles, la organización de comidas de hermandad en las que predomina la gastronomía local.

ACTUALMENTE

Desde ese año las fiestas son más participativas, y evolucionan siguiendo una doble tendencia: por un lado están los actos organizados por la Junta Festera de Calles, que mantienen una linea tradicional con calles engalanadas, encuentros de gachamigueros, concursos de charangas y su gran desfile festero. Por otro la Agrupación de Comparsas de Moros y Cristianos, que deleita a los espectadores con sus impactantes entradas que finalizan con las capitanías , de las que cada año se encarga una comparsa. El acto más impactante es la Embajada mora nocturna que en el bello marco de la plaza santa maría escenifican lo que en su día fue la toma del castillo .
Una vez Integradas las dos tendencias festeras, las fiestas de Almansa vienen manteniendo un nivel de participación y espectáculo muy alto. El programa festero conjunto y en concreto los actos y desfiles más representativos, consiguen el ánimo de cualquier espectador, y con su exquisita organización dan buena prueba de lo que puede lograrse cuando, olvidamos intereses particulares y se aúnan esfuerzos en aras del bien común.
El ayuntamiento se encarga de que todos los ciudadanos tenga participación en las fiestas, por ello organiza diferentes actos en los que cualquiera puede participar, como son el pregón, la tradicional ofrenda infantil, la serenata , la emocionante ofrenda de flores, donde todo el protagonismo recae en la patrona. Así mismo y junto a la Sociedad de la Virgen y la Sociedad de pastores se organizan los actos de la rifa corderos, las funciones religiosas y la procesión que ponen el punto final a unos días festivos donde todo el pueblo se vuelca. Desde hace unos años el ayuntamiento instala una carpa municipal en la cual todos los días a las 14:00 se tira la monumental mascleta y las noches se
amenizan con distintas actuaciones musicales.

PROTOCOLO FESTERO

El protocolo festero se compone de:
• La máxima represente festera es la Reina de fiestas que junto a su homologa infantil son las encargadas, con sus acompañantes, de representar a todos los Almanseños. Visten las típica vestimenta manchega .
• La ciudad de Almansa se divide en Cuatro distritos, protocolariamente organizados de mayor a menor antigüedad: San Roque, San Juan, San Francisco y San Isidro, cada uno
representado por una reina (con sus respectivos acompañantes) y un presidente. Todas forman la corte de honor de la reina mayor de fiestas.
Comisión Infatil, con veinticuatro damas y sus acompañantes, reina y presidente.
• La Junta Festera de Calles esta integrada por nueve grupos festeros siguientes, Los Manchegos, Méndez Núñez, Santa Lucía, La Olla, Los Boinas Negras, La Estrella y
Vitorero , El rincon , Virgen del Pilar todos ellos representados por una abanderada y su acompañante. Y englobando a la Junta festera de calles, la abanderada mayor con su
acompañante.
• La Agrupación de Comparsas se compone de cinco comparsas moras, Almanzárabes, Beduinos, Almohades, Zegries y cinco cristianas, Mosqueteros, Templarios, Almogávares, Corsarios y Piratas, representadas por sus abanderadas y alféreces. Y englobando a la Agrupación de Comparsas, las abanderadas, mayor e infantil con sus respectivos alféreces.

Actualmente participan más de 4.000 personas que generan un gran ambiente festivo que se siente en las calles cuando la ciudad es consciente de lo cercanas que están sus fiestas , se respira ilusión en cada rincón de Almansa, pues Almansa cobra vida propia. Son Fiestas de Interés Turístico Nacional desde 2008 por la Secretaria de Estado de Turismo, reconociendo que se trata de un acontecimiento que supone (se cita textualmente) “manifestaciones culturales y de tradición popular, con especial consideración a sus características etnológicas, teniendo especial importancia como atractivo turístico”. Por ellos cada año nuestras fiestas se hacen un poco más grandes cuando
las personas que nos visitan sienten y disfrutan de nuestras fiestas.

Almansa disfruta también las FIESTAS DE BARRIOS, protagonizadas por cada uno de los cuatro distritos festeros. Todas ellas se caracterizan por la participación popular y por los actos culturales: teatro, danza, festival infantil, verbenas, comidas de hermandad, procesiones . Las primeras en llegar son las de San Isidro que se llevan a cabo a mediados del mes de mayo. Todavía con la resaca de las fiestas mayores, los integrantes del barrio son capaces de organizar sus festejos. La tercera semana de junio celebra San Juan su festividad, protagonizada, como no, por las fogatas y otra serie de actos tradicionales. En el mes de agosto el barrio de San Roque acoge a todo el pueblo en sus fiestas, las cuáles son muy participativas , pues coinciden con el fin de las vacaciones de verano y ayudan a incorporarse de nuevo a la jornada laboral. En los primeros días de
octubre llega la festividad de San Francisco para poner punto y final a las fiestas de los barrios.

TE ESPERAMOS DEL 30 ABRIL AL 6 DE MAYO

Quizá te pueda interesar visitar

EnglishSpanish