Ruta Urbana: Almansa en 1707

Ruta Urbana: Almansa en 1707

Hace algo más de tres siglos la entonces villa de Almansa, donde vivían unas tres mil personas, sufrió las consecuencias de ser escenario de una de las grandes batallas de la historia de España y Europa, acontecimiento que pasó a la historia con el nombre de La Batalla de Almansa. El ser paso obligado entre las costas del Mediterráneo y el centro de la península fue el motivo principal de que ambos ejércitos se encontraran aquí.

 

Aunque los combates entre 43.000 soldados de diez nacionalidades se desarrollaron en las afueras, las reservas alimentarias y cosechas de la villa fueron consumidas por los combatientes, la población atendió a los miles de heridos, y hubieron de enterrar a cientos de cadáveres de hombres y animales. Los meses posteriores el hambre y las enfermedades azotaron la ciudad. Almansa pagó un alto precio por ser el escenario accidental de un gran momento de la historia europea.

 

El cuadro de Pallotta y Ligli de 1709 nos muestra con gran detalle los edificios que fueron protagonistas antes, durante y después de esta batalla. Gran parte de ellos se conservan todavía y son los que podemos descubrir en esta ruta por la Almansa del año de la batalla. Recorrerlos hoy es adentrarse en la historia, a la vez que descubrir una ciudad moderna y acogedora.

Partiendo del Museo Batalla de Almansa, ubicado en el sótano del edificio de la Oficina de Turismo recorreremos el casco histórico, pequeño pero excelentemente conservado. Edificios civiles como la Casa Grande, o Palacio de los Condes de Cirat, actual sede del Ayuntamiento o la Casa de los Enríquez de Navarra, donde se alojó el comandante en Jefe del ejército de Las Dos Coronas, el Duque de Berwick y desde donde se planeó la batalla. También edificios religiosos como la iglesia de Santa María de la Asunción o la iglesia de San Agustín, cuya fachada se había terminado en 1704.

 

Algo más alejados encontraremos hitos históricos como el lugar donde se levanto en 1925 el segundo de los monolitos conmemorativos o el convento de los Franciscanos, que sirvió de prisión para cientos de prisioneros aliados aquella noche.

 

El crecimiento urbano de la ciudad a lo largo del s. XX ha cubierto de asfalto algunos lugares que en el cuadro de 1709 aparecen como escenario de importantes combates. Uno de ellos es el actual Parque Ferial y otro la calle Pocico de Nieve, que en el cuadro aparecen como escenarios de fuertes enfrentamientos armados entre españoles, ingleses y holandeses. Sendos hitos informativos recuerdan en cada uno de estos puntos los acontecimientos vividos en ellos durante esos históricos momentos.

 

Sin salir de la ciudad, la Ruta Urbana Almansa en 1707 nos permite adentrarnos con detalle en uno de los grandes acontecimientos de la historia continental: La Batalla de Almansa.

 

Si necesitas más información puedes dirigirte al Museo Batalla de Almansa personalmente, por teléfono 967 31 31 80 o por mail batalla@almansaturistica.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.

EnglishSpanish